Caldo gallego

En Cantabria, que es donde vivo, ya están empezando a llegar días fríos y algún que otro día de lluvia. Por lo que, como os podéis imaginar, lo que más me apetece es tomar platos calientes, que me hagan entrar en calor y llevar un poquito mejor el fresquito.

Una taza de barro con este rico caldo, es una de mis cosas preferidas del Otoño. Es un plato sencillo de hacer, con mucho sabor y te trasporta a Galicia, a la familia. ¡Es un plato con olor a hogar!.

Nota: el calgo gallego esta más rico sí sé toma al día siguiente, ya que reposa y se mezclan mucho mejor los sabores.

Nota: en esta ocasión he hecho el caldo con repollo blanco, pero se puede hacer con otra verdura que os guste más como  berza o grelos.

Nota: las carnes que vamos a usar para preparar un caldo con mucho sabor, vais a ver en la receta que después no se usan dentro del caldo gallego. ¡Ni sé os ocurra tirarlas!. Guardarlas, para hacer canelones o croquetas (yo lo he hecho, pondré la receta en cuanto pueda, ¡qué se me acumulan las entradas en el blog!).

IMG_20151004_142138

Ingredientes para el caldo de cocido:

Carne salada de cerdo: costilla, tocino, un poco de morro, un hueso de lacón con algo de carne, soba o espinazo.

300 gr. de ternera

Ingredientes:

200 gr. de alubias blancas

300 gr. de repollo blanco

4 patatas

1 chorizo

aceite de oliva

Elaboración:

El día antes:

1. Ponemos las alubias en remojo, con agua fría, unas 12 horas aproximadamente. También ponemos en remojo, en una cazuela a parte, las carnes de cerdo saladas. Sería conveniente que sé cambiará el agua de las carnes, al menos una vez.

En el momento de preparar nuestro caldo gallego:

2. Escurrimos los ingredientes que teníamos a remojo y los reservamos.

3. Ponemos al fuego una cazuela grande con agua, en la cual ponemos las alubias, el chorizo y las carnes de cerdo y ternera. Dejamos cociendo a fuego medio durante una hora.

4. Mientras tanto, vamos pelando las patatas y las cortamos de la manera que más os guste. A mí me gusta chascarlas porque así el caldo espesa de manera natural, sin tener que añadir féculas ni almidones comerciales. Utilizamos el propio almidón que está dentro de las patatas para espesarlo.

5. Cuando el caldo lleva unos 40 minutos al fuego, añadimos las patatas.

6. Una vez pasada la hora de cocción, retiramos las carnes y el chorizo y lo reservamos.

7. Lavamos y troceamos la verdura. Incorporamos el repollo al caldo junto con las patatas y lo cocemos unos 20 minutos más.

8. Le añadimos un chorrito de aceite de oliva.

¡Y a disfrutar en la mejor compañía!

Anuncios

4 comentarios en “Caldo gallego

  1. Me encanta cuando mi madre o mi abuela hacen cocido, yo siempre me llevo un tupper para que me echen un poco de caldo con verduras y patatita porque como tu muy bien dices al día siguiente aún esta más rico. Por cierto la voy a llamar para ver cuando me invita a comer un cocido que a ella le sale mejor. jajaja
    Besitos de Fácil con Bela.
    Un 10 el Caldo Gallego

    Le gusta a 1 persona

    • Yo estoy deseando ir a casa de mi abuela este Otoño para que me prepare el caldo y sí cae una empanada, mejor que mejor jejeje.
      Yo también coincido que un 10 el caldo gallego, pero claro, ¿qué va a decir una gallega? :p
      ¡¡Un beso!! 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s