Pisto andaluz o alboronía

Un plato para todo el año.

Ante el pisto manchego, el andaluz o alboronía es un plato poco conocido. La pronunciación es “boronía”, “moronía” o “almoronía” y según el diccionario de Autoridades es palabra de origen árabe, su origen judeo-árabe coincide con las formas típicas de cocinar las berenjenas de aquella época. El origen del término puede provenir de buraniyya que en idioma árabe significa guiso.

Con el descubrimiento de América llegan a nuestro país nuevos prodectos como el tomate y el pimiento, que se conviertieron en ingredientes habituales de este plato.

Durante la época mozárabe, se la degustaba en bodas y en grandes celebraciones, tal era la categoría gastronómica del plato.

Del sur de España pasa a otras tierras donde lo llaman pisto. Muchos aseguran que la alboronía es la madre de todos los pistos: del manchego, que es el más conocido; del madrileño, el bolbaíno, el tumbet mallorquín o el catalán.

IMG_20160712_142102

Ingredientes:

2 berenjenas grandes

1/2 pimiento rojo

1/2 pimiento verde

1/2 cebolla blanca

1 calabacín

250 gr. de calabaza

2 dientes de ajo

1/2 cucharada de postre de pimentón dulce de la Vera

pimienta negra

sal

Ingredientes para la salsa de tomate:

700 gr. de tomates maduros

1 cucharada sopera rasa de azúcar

1/2 cebolla

aceite de oliva virgen

sal

Elaboración:

1. Preparamos la salsa de tomate: Pelamos y troceamos los tomates. Troceamos la cebolla. En una sartén agregamos un chorro de aceite de oliva e incorporamos la cebolla, el tomate, el azúcar y la sal. Dejamos que se poches los ingredientes a fuego lento, hasta que se haya reducido el líquido y a continuación lo pasamos por una batidora. Reservamos.

2. Comenzamos a preparar las verduras: picamos el pimiento verde y el rojo en dados pequeños y lo echamos en una cacerola con un fondo de aceite y los ajos picados. Lo dejamos que se vaya pochando a fuego muy lento.

3. Picamos la cebolla en dados pequeños y cuando el pimiento verde y rojo empiecen a ablandarse, añadimos la cebolla.

4. Cortamos en dados la berenjena, el calabacín con piel y la calabaza sin piel ni pepitas.

5. Cuando la cebolla comienza a ponerse transparente, añadimos las berenjenas. Tienen que adquirir un color algo oscuro y ponerse blanditas.

6. Incorporamos el calabacín y la calabaza y rehogamos a fuego lento.

7. Salpimentamos e incorporamos agua. Y dejamos cocer, removiendo de vez en cuando, unos 20 minutos, hasta que las verduras estén blandas.

  • Sí vemos que se queda seco, podemos añadir un poquito de agua. Pero es importante que no se eche demasiado y quede como una “sopa”.

8. Añadimos el pimentón y dejamos que se cocine unos 5 minutos más.

9. Vertemos el tomate que teníamos reservado (no hace falta que uséis todo el tomate, eso a vuestro gusto. Se trata de darle color y sabor pero sin dejarlo encharcado en tomate).

10. Removemos y lo dejamos 4 o 5 minutos más para que se mezclen bien todos los ingredientes.

11. Una vez que esté listo el plato, yo recomiendo que lo dejéis reposar o incluso consumirlo al día siguiente porque tiene un sabor más intenso.

¡Buen provecho! 🙂

 

Anuncios

2 comentarios en “Pisto andaluz o alboronía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s